Qué ver en Burgos con niños, las Merindades

Frías, Burgos

Ruta en coche por las Merindades con mapa incluido.

Burgos es una provincia preciosa y es ideal para visitar en familia. Hemos pasado unos días recorriendo la provincia y reconozco que nos ha robado a todos un trocito de corazón.
En concreto, la zona norte de la provincia, conocida como las Merindades, nos ha sorprendido y encantado a partes iguales.

Te cuento la ruta que hicimos en coche y todo lo que ver en Burgos con niños, en la zona de las Merindades, para que disfrutes de esta preciosa zona en familia.

Antes de continuar no te olvides de seguirnos en redes sociales

y de suscribirte al blog para no perderte nada

Las Merindades:

La provincia de Burgos se divide en 10 comarcas diferentes. Las Merindades ocupa el tercio norte de la provincia, una zona montañosa con muchísimos atractivos naturales y unos pueblitos preciosos.

En este mapa de Turismo Burgos puedes ubicar las 10 comarcas además de algunos de los atractivos que puedes encontrar en cada una de ellas.

Sin duda, la provincia tiene muchos atractivos, pero esta zona de las Merindades es una de las mejores que ver en Burgos con niños. Si no tienes mucho tiempo para recorrer toda la provincia y tienes que centrarte en una zona, esta es una opción ideal para visitar en familia.

¿Cuántos días ir?

Aunque ya conocía de Burgos y cuando vivía en Madrid hice varias visitas a esta provincia, esta ha sido la primera vez que la visitaba en familia.
Hemos estado 5 días recorriendo Burgos. Nuestra ruta ha sido tres días enteros por el norte de la provincia (en la zona de las Merindades), después estuvimos un día en el sur (en la zona del triángulo de Arlanza) y un día visitando la ciudad de Burgos y Atapuerca. 5 días se han quedado muy, pero que muy cortos porque hay muchísimos lugares que ver en Burgos con niños, pero nos hemos llevado una buena impresión de este maravilloso lugar.

La ruta ideal para nosotros sería 4 días en el norte (en las Merindades), 1 día en Burgos ciudad, 1 día visitando Atapuerca y el Museo de los Dinosaurios y 2 días en el sur. Es decir, por los menos 8 días para visitar estas zonas en condiciones.
Si quieres centrarte solo en las Merindades, 4 días creo que sería perfecto.

Pero vayamos paso a paso, en este post te cuento cuándo ir, la ruta que hicimos y qué ver en Burgos con niños en la zona de las Merindades.

¿Cuándo ir?

Como muchos otros lugares, en verano hay sitios que se ponen de bote en bote, y Burgos no es una excepción.
Si quieres evitar masificaciones en determinados pueblos más turísticos, una opción estupenda es visitar las Merindades en otoño o en primavera. En ambas estaciones podrás disfrutar al aire libre, del senderismo y los días buenos, meterte en los baños, en las pozas y en los ríos que hay en la ruta.

La única estación que me echaría un poco para atrás para ir con peques sería el invierno, porque si hace mucho frío y llueve, los planes al aire libre se disfrutan menos. Hay muchísimos sitios preciosos que ver en Burgos con niños en la naturaleza y sería una pena no disfrutarlos.

Nuestra ruta por las Merindades con niños:

Te dejo aquí el mapa con nuestra ruta completa por las Merindades de Burgos que hicimos durante 3 días con base en Paralacuesta.
Haciendo click puedes cambiarlo y modificarlo como tu quieras.

Nosotros salimos de Madrid y recorrimos las Merindades durante 3 días aunque la primera y última parada están fuera de esta comarca, pero muy cerquita.

La ruta ideal hubiesen sido 4 días así que te cuento qué ver en las Merindades con niños en 3 y 4 días para que tu la adaptes como prefieras. Eso sí, al menos dedícale 3 días como nosotros, pero no menos.


Qué ver en Burgos con niños: Día 1

Madrid- Poza de la Sal- Oña- Paralacuesta. 340km, 4 horas.

Reservamos una casa rural en Paralacuesta y para aprovechar el trayecto desde Madrid, paramos en Poza de la Sal y en Oña en el camino.

Poza de la Sal

En realidad nuestra primera parada, en Poza de la Sal, está a las puertas de la comarca de las Merindades, pero pertenece a la comarca de Bureba.

Poza de la Sal es famosa e interesante por varias razones. Por un lado, es el lugar donde nació Félix Rodríguez de la Fuente en 1928 y se puede ver su casa natal y una estatua que hay a las afueras del municipio, cerca de las salinas. Por las calles de Poza encontrarás varios carteles con explicaciones en diferentes escenarios de la infancia de Félix.

También en las afueras del municipio se pueden visitar las Salinas de Poza de la Sal, que dan nombre al municipio. Es una visita curiosa que merece mucho la pena.
Al llegar puedes ver los Lavaderos Fuente Buena y el Acueducto. También se puede visitar el Centro de Interpretación de la Salinas, que hace visitas guiadas a las salinas y por el centro de la localidad, pero te recomiendo llamar antes y preguntar por el horario porque si están de visita no se puede acceder al edificio.

Muy cerquita de las salinas se puede subir al Castillo de Los Rojas y lo puedes visitar por dentro, el acceso es libre. En nuestro caso, como las peques estaban cansadas, solo nos acercamos a verlo por fuera pero el enclave es precioso y merece mucho la pena.
Justo delante del castillo hay un prado verde donde se puede hacer un picnic y es una zona muy bonita.

Para recuperar fuerzas después de la visita, comimos un menú del día en el restaurante Gary en el centro del pueblo.
Poza de la Sal es una Villa Medieval, pequeña pero preciosa. Su casco histórico fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1982.
La Oficina de Turismo está en una plaza que merece la pena ver y allí mismo se puede comprar sal de la zona, una pena que cuando estuvimos nosotros estaba cerrada.
Tienes que ver la Plaza Nueva, la Puerta del Conjuntadero y el Mirador del Espolón.

Si te gusta el senderismo, hay bastantes rutas para hacer siguiendo la Red de Senderos Raíces de Castilla. También hay muchas rutas en bici.

Oña

Continuamos con el viaje y nuestra siguiente parada fue en Oña, a solo quince minutos de Poza, dirección norte.
Al llegar aparcamos en las afueras, cerca de la carretera principal hay un aparcamiento al lado del área de autocaravanas de Oña.

Subimos andando por una callecita estrecha, la Calle Barruso, pasando por la Judería de Oña, y nos sorprendió muchísimo cuando llegamos a una gran plaza, la del Conde Sancho García, en frente del impresionante monasterio de San Salvador de Oña. Oña es totalmente diferente a Poza de la Sal y por eso nos sorprendió.

Esa zona es impresionante y es el centro del municipio. Hay una parque infantil y varios bares. Mientras las niñas jugaban un rato en el parque infantil, nosotros nos tomamos algo en el Rincón del Convento, que tenía unas vistas increíbles. Es además Hostal Rural y la verdad que no tenía mala pinta y estaba muy bien ubicado.

En esa misma zona, pero más cerca del Ayuntamiento, compramos unos dulces típicos en una tienda pequeñita y estaban muy ricos, las rocas de Oña nos encantaron. Nos llevamos el postre puesto a la casa rural y las niñas estaban encantadas.

Como queríamos ver también parte del entorno natural de la zona, en las afueras de Oña hicimos el Paseo del Río Oca. Es un recorrido lineal de 3 km que va paralelo al río y al desfiladero y transcurre por el antiguo ferrocarril del Santander Mediterráneo. A través de puentes y alguna pasarela puedes caminar por la garganta del río.

Es un paseo fácil pero precioso y es ideal para ir con niños por su escasa dificultad. Nosotros llevamos el carro de Zoe aunque en la primera escalera que encontramos dejamos el carro al lado de un árbol y lo recogimos a la vuelta, aunque hay zonas en las que no encuentras escaleras y puedes llevar el carro sin problema.

Tienes otros senderos más largos y de diferente dificultad pero si quieres algo fácil para ir en familia, el Paseo del Río Oca es la mejor opción.

Después del paseo por el Río y tras un largo e intenso día, nuestra siguiente parada era Paralacuesta, donde teníamos la casa rural que habíamos reservado. Llegamos ya de noche y no pudimos ver nada hasta el día siguiente.


Qué ver en Burgos con niños: Día 2

Paralacuesta- Trespaderne- Pedrosa de Tobalina- Frías- Tobera (40 km, 50 minutos ida).

Mike, como de costumbré, se pegó un buen madrugón y salió a primera hora a dar una vuelta con la bici, una bonita ruta por el Camino Natural Santander-Mediterráneo. Mientras yo me quedé con África y Zoe en la casa rural El Mirador en Paralacuesta (te explico más sobre el alojamiento abajo).

Aunque cuando viajamos los días son largos e intensos y no paramos, disfrutamos mucho cuando Mike sale con la bici y nosotras nos quedamos un ratito en la casa rural por las mañana esperando a que vuelva. Me encanta esa sensación de estar de viaje pero ir sin prisa y disfrutar un rato de un café tranquilamente mientras las niñas juegan y yo preparo la ruta de la jornada.

En este segundo día de ruta, los platos fuertes que ver en las Merindades eran Frías y Tobera pero antes paramos en un par de lugares que nos gustaron también un montón. Frías y Tobera son dos de los sitios que ver en Burgos con niños que no puedes perderte, pero las otras dos paradas que decidimos hacer en el último momento también nos encantaron.

Bueno, antes de empezar la ruta dimos una vuelta por Paralacuesta y nos llevamos una sorpresa porque aunque el pueblo era muy pequeñito, descubrimos que hasta tenía una Iglesia del arcángel Miguel con forma de castillo. Tiene solamente un bar que no llegamos a encontrar abierto, una pena. Y el pueblo solo tiene dos o tres calles pero son preciosas. Nuestra casa rural estaba en la mismísima Plaza Mayor, que de mayor tenía poco pero era una monada.

Trespaderne y su Mural- Arte

De camino a Pedrosa de Tobalina a ver su cascada, nos llamaron la atención unos murales que vimos desde la furgo al pasar por la carretera en Trespaderne, así que decidimos parar a verlos.

Encontramos varios murales de Street art, algunos enormes y super bien hechos.
Mientras hacía foto de algunos de ellos, me paró una chica super simpática con la que estuve charlando un rato.
Me contó que estos murales eran fruto de una iniciativa de arte callejero de la Asociación Trespa Joven, que organiza desde hace unos años Encuentros de Arte Callejero para decorar algunas zonas del municipio.

A día de hoy algunos de estos murales gigantes llaman la atención desde la carretera principal, pero si buscas un poco más puedes encontrar otros lugares también con grafitis. Menos mal que Ana me dijo donde encontrar algunos de ellos que están más escondidos porque realmente merece la pena buscarlos.
A mi siempre me ha encantado el Street Art, pero es que encima ahora que viajamos con las niñas, es algo que les gusta mucho y las entretiene un montón. Muchas veces África me pide que les haga fotos para luego intentar dibujarlos en casa.

Te dejo un vídeo en Instagram donde puedes ver los Murales de Trespaderne, ya verás que chulada.

Ana, si nos lees, muchas gracias por haberme parado y haberme informado de todo, fue super interesante.

Ya te digo que nos encanta el arte callejero, y en Málaga también tienes varios sitios donde poder verlo. Aquí puedes ver el Paseo de los Murales de Fuengirola en Málaga, también en Estepona tienes un arte callejero espectacular, y en el Soho, en el centro de Málaga también hay varios grafitis impresionantes.
Como puedes comprobar, sí, nos gusta el arte callejero.

Pedrosa de Tobalina y su cascada

Después de esta parada, seguimos un poquito más en coche, ni siquiera 10 minutos, y llegamos a ver la cascada de Pedrosa de Tobalina.

La cascada se ve muy rápido, y se puede aparcar a escasos metros de ella por lo que te recomiendo que sea una parada si vas de camino a otro sitio. Nosotros en media hora con tranquilidad la habíamos visto.
Es una cascada de 110 metros de ancho y unos 20 metros de caída. Si ha llovido los días anteriores, como pasó cuando fuimos nosotros, se ve todavía más espectacular.

Frías

Volvimos al coche para poner rumbo a Frías, la parada principal del día, está a escasos 20 minutos de la cascada.
Frías es una Ciudad Medieval, que está presidida por un castillo, tiene también unas calles preciosas y hasta una zona con casas colgantes.
Es uno de los Pueblos Más Bonitos de España, y además, como curiosidad, es la ciudad más pequeña de nuestro país.

Ten en cuenta que la ciudad es bastante turística, por lo que si vas en temporada alta, en verano, festivos o fines de semana, puede que la encuentres a reventar. Si es así, te recomiendo que vayas prontito para que encuentres sitios si vas a comer allí y que aproveches a ver Frías cuando luego esté todo el mundo comiendo.

Otra opción es directamente evitar ir al mediodía, que es cuando va todo el mundo, e ir por la mañana o por la tarde para estar más tranquilo, pero la verdad que en nuestra ruta a nosotros nos encajó ir a comer. Y para ser sincera, paramos en uno de los primeros sitios que vimos al entrar por la calle principal peatonal y fue un poco decepción. No te pongo el nombre del sitio porque creo que estaban un poco desbordados, así que confío en que fuera algo puntual y que tengan mejor servicio al cliente en general.

En Frías lo mejor es perderse y andar por las calles empedradas e ir descubriendo los diferentes rincones que vas encontrando.
Puedes subir hasta el castillo y verlo por dentro. Merece la pena entrar porque la entrada son solo 2 euros y los menores de 5 años gratis. La visita se hace en algo más de media hora y puedes subir a varias de sus torres. Si vas con carrito de bebé déjalo al entrar.

Hay unas vistas preciosas desde el castillo y desde la plaza que da acceso, donde está la oficina de turismo, allí es es donde se compra el ticket de entrada.

Eso sí, si tienes vértigo y encima vas con niños pequeños, igual te da un poco de «yuyu» porque tienes que subir a torres bastantes altas, en algunos sitios las escaleras son estrechas o incluso de barras y cuando caminas por las murallas apena hay protección para los peques.

Nosotros llevamos a las peques bien agarradas de la mano pero vimos a algún adulto que no se atrevió a subir a algunos sitios e incluso alguno nos dijo que qué valientes eran África y Zoe porque subían a todos lados sin problemas…

Te dejo un mapa con otros de los lugares que puedes ver en Frías como las Casas Colgadas o el Puente Medieval.

Cuando llegas a Frías encontrarás un parking, no tiene pérdida. Cerca del parking hay un mirador con unas vistas preciosas de la localidad. Además en esa zona, justo al entrar a la calle peatonal principal, en el lado izquierdo hay un parque infantil, algo que siempre viene bien para entretener a los peques si viajas en familia.

En los alrededores también hay varias zonas de interés como puedes ver en el mapa. Y por supuesto, si te apetece hacer senderismo, en la zona hay varias rutas, entre ellas una ruta hasta Tobera para ver la Cascada del Río Molinar. A nosotros se nos echaba la noche encima y lo hicimos en coche.
Desde Frías hasta Tobera solo hay 2 km y se tardan cinco minutos en coche.

Tobera

Tobera es una localidad pequeñita del municipio de Frías. Dicen que es uno de los lugares con más encanto de la provincia, y no faltan motivos.
Es un pueblo unido al agua donde las cascadas y el río son el elemento principal.

Te dejo otro mapa donde puedes ver los principales sitios que visitar en Tobera, aunque no tienen pérdida.

Uno de los sitios más bonitos en Tobera, aunque todo es precioso, se encuentra en la parte alta, donde están las ermitas góticas del Santo Cristo y Nuestra Señora de la Hoz , del S.XIII, y el puente medieval sobre el río Molinar. Las ermitas con su puente son preciosas, y el entorno es mágico.
Los miradores, las callecitas y los paseos entre pasarelas tampoco te los puedes perder. Creo que con las fotos no hace falta mucha explicación del encanto que tiene Tobera.

Al acabar la ruta nos tomamos una cervecita en el Bar Restaurante Entre Pozas. Desde la calle es como un bar normal, pero atrás tiene una terraza desde la que se ve la cascada y es espectacular.
Si vas en invierno aprovecha a mediodía si quieres tener un poco de sol. No llegamos a comer aquí, porque ya lo habíamos hecho en Tobera, pero tienen un menú del día a 22€.

Para aparcar puedes hacerlo en la entrada a Tobera o en la parte alta, cerca de la Ermita de Santa María de la Hoz. Como el recorrido ideal es un itinerario circular, puedes aparcar en cualquier sitio sin problema. Además el paseo no es muy largo.

Después de nuestro paseo por Tobera, nuestra siguiente visita fue la casa rural. Sopita caliente, calorcito al fuego y un ratito de dibujo y juegos antes de ir a dormir para descansar para disfrutar al día siguiente de nuestro tercer día de ruta por las Merindades.


Qué ver en Burgos con niños: Día 3

Paralacuesta- Ojo Guareña- Puentedey- Orbaneja del Castillo, 90km, 1:45 horas.

En nuestro tercer día y último por las Merindades, salimos de nuestra casa rural y después de visitar varios sitios, nuestra última parada fue en Orbaneja del Castillo, que como ocurría el primer día del viaje con Poza de la Sal, no se encuentra dentro de la comarca de las Merindades ya que Orbaneja pertenece a la comarca de Páramos.
Desde ahí fuimos a Santo Domingo de Silos, donde íbamos a dormir los siguientes días en nuestra ruta por Burgos, para explorar otras zonas que ver en Burgos con niños.
Tardamos unos dos horitas (130 km).

Pero empecemos por el principio…

Monumento Natural Ojo Guareña y Cueva de San Bernabé

Tenía muchísimas ganas de conocer el lugar de nuestra primera parada en este día, el Monumento Natural Ojo Guareña. Había visto fotos de la ermita incrustada en la roca y me parecía un lugar mágico. Y eso que todavía no sabía la aventura que nos esperaba.

Este Monumento Natural es uno de los sitios más espectaculares de la provincia de Burgos y probablemente de toda España. Es un complejo kárstico con más de 100 km de cuevas, de hecho constituye el conjunto de cuevas más extenso de la península y uno de los diez más grandes de todo el mundo.

Los exteriores se pueden visitar libremente pero para visitar el interior hay tres opciones diferentes:

Por un lado, la visita más corta es la que hicimos nosotros, dura 45 minutos y se recorren unos 400 metros de galerías y la Ermita de San Tirso y San Bernabé.

El recorrido es sobre pasarelas, muy sencillo para ir con niños. Al principio proyectan un vídeo de unos diez minutos, y después del recorrido se ven unas pinturas murales en la Ermita. Cuando estuvimos nosotros, la salida por la Ermita estaba cerrada por peligro de desprendimiento así que tuvimos que volver por nuestro pasos para salir de la galería.

Esta visita se puede hacer con niños y bebés, aunque necesitan llevar casco y en el caso de Zoe se le caía todo el rato porque solo tienen tallas de adulto. Un punto a mejorar que nos ha pasado en bastantes sitios, si se puede acceder con todas las edades ¿por qué no hay cascos para los más pequeños?.
El precio de la visita son 4.50€ la entrada general, 3.50€ con descuento y gratis para niños de 0 a 6 años.

Desde luego que con niños muy peques, esta visita corta es la más recomendada y la única que puedes hacer con menores de 12 años. A África y Zoe les gustó bastante.
Eso sí, te recomiendo que hagan pipí antes de entrar porque dentro no hay baños obviamente y a una servidora le tocó salir corriendo con Zoe por las galerías a oscuras porque justo cuando estábamos lo más lejos de la entrada me dijo que tenía pipí.
Aunque hay bastante disponibilidad, te recomiendo reservar con antelación en la página web.

Tienes otras opciones de visitas. Puedes hacer un recorrido algo más largo visitando la Cueva Palomera y la Sima Dolencias. Son 1.5 kms y dos horas y media de duración.
En este caso no se permite la entrada a menores de 12 años y el precio 17€/12€ para adultos y niños. La verdad que parecía muy interesante.
Te recomiendo reservar con antelación porque la disponibilidad es limitada y se hace solo en determinados días.

Y por último, la opción más completa son 4 kms de recorrido y 4 horas de duración. Se visita la Cueva Palomera, la Sima Dolencias, Cacique y el «Museo de Cera».
Tampoco se permite la entrada a menores de 12 años y los precios son de 23€/18€ para adultos y menores.

Aunque nosotros desde nuestra casa rural en Paralacuesta tardamos unos 35 minutos en llegar aquí, desde la ciudad de Burgos se tarda menos de hora y media.
Al llegar hay una zona de aparcamiento exterior gratuito que está cerca de la entrada a la cueva pero hay que andar un rato. Te recomiendo que llegues con tiempo para disfrutar del camino sin prisa porque las entradas son a unas horas determinadas.

Cascada de la Mea

Entre Ojo Guareña y la siguiente parada, quise dar un paseíto, ya que nos pillaba de paso, y parar a ver la Cascada de la Mea pero tengo que decir que fue un absoluto fracaso porque el camino era bastante normalito y encima la cascada no la vimos porque estaba seca.

Bloguera Viajera 728x90 4

Puentedey

Muy cerca de Ojo Guareña, está el municipio de Puentedey, nombrado como el Pueblo más bonito de España en el año 2022 y perteneciente a la red de Pueblos Más Bonitos de España. Ya te puedes imaginar que es otro de los imprescindibles que ver en Burgos con niños, bueno, y sin ellos.
Puente Dei o Puente de Dios, es una pequeña localidad de apenas 50 habitantes con un arco de roca impresionante a la entrada del pueblo que además de precioso, es la imagen que caracteriza a esta población.

Tengo que decir que este es otro pueblo burgalés bastante turístico y puedes encontrarte bastante gente visitándolo en fines de semana, festivos etc.
Pero por otro lado, muchos de los turistas que llegan hasta aquí, se quedan en los alrededores del río Nela y del famoso arco o Puente de Roca, por lo que si das un paseo por el pueblo, cosa que te recomiendo mucho, probablemente estés mucho más tranquilo y te pase como a nosotros, que nos alejamos de los turistas y estuvimos por las calles de Puentedey prácticamente solos, lo cual es de agradecer.

Nada más llegar, aparcamos muy cerca de la entrada al pueblo, y cerca del puente y comimos en el primer restaurante que vimos que tenía una terracita muy maja, en el Bar Restaurante la Cucaña. Y aunque estaban a rebosar, tuvimos una experiencia mucho mejor que la que te he contado de Frías. Aquí fueron super amables y comimos muy bien.

Una vez que repusimos fuerzas, dimos una vuelta por todo el pueblo y disfrutamos de sus vistas que son una maravilla porque está rodeado de naturaleza. Se puede visitar todo el pueblo en un paseo circular para ver la Iglesia de San Pelayo, la Casa Palacio Brizuela, un pequeño Museo de Bolos, Hornera de Pan y Potro de Herrar y el Mirador de San Andrés, que creo que es lo que más me gustó.

Antes de volver al coche, como ya era mas tarde y muchos visitantes se habían ido, la zona estaba más tranquila y es cuando exploramos la zona del río Nela y del Puente y pasamos por debajo del gigantesco arco de roca.
Aquí hay además hay varios carteles explicativos sobre cómo se formó el puente geológicamente.

En las afueras hay un área recreativa, por si os animáis a hacer picnic y un par de miradores algo más alejados. Y como en toda la provincia de Burgos, y más en la Comarca de las Merindades, hay un montón de opciones para hacer senderismo.
Si vas en verano o en época de baño, hay varias zonas para bañarse que tenían pinta de ser una delicia.

Si vas en autocaravana, a 350 metros del puente hay un área de autocaravanas bastante grande en una terreno llano. No tiene servicios, es gratuita y la estancia máxima son 72 horas.
Está en un lugar privilegiado, la verdad.

Orbaneja del Castillo

Aunque Puentedey fue nuestra última parada en las Merindades, de camino hacia Burgos, ya que nosotros dormíamos en Santo Domingo de Silos, nos pillaba casi de camino otro sitio precioso, Orbaneja del Castillo. Orbaneja pertenece a la comarca de Páramos pero si estás por esa zona del norte de Burgos merece la pena acercarse.
Desde Puentedey se tardan unos 45 minutos.

Aunque tengo que decir que cuando llegamos a Orbaneja del Castillo, llegamos reventados después de todo el día explorando las Merindades.
Aparcamos en la carretera principal, desde donde se ve la impresionante cascada, y las peques decidieron que no querían ni salir de la furgo, ni andar cuesta arriba, ni ver más cascadas. Lo único que quisieron hacer fue cruzar la carretera y acercarse a un puesto que había donde vendían magdalenas y otros dulces típicos de la zona.
Después de eso se volvieron a la furgo a merendar lo que habíamos comprado. Eso sí, con unas vistas panorámicas que teníamos en frente de la furgo que quitaban el sentío.


Aquí ocurre como en Puentedey, que mucha gente se acerca a verlo pero solo lo ve desde la carretera y no van más allá. En este caso, como hicimos nosotras.

Mike si que se animó y subió a dar una vuelta por Orbaneja, aunque fue una vuelta bastante rápida.
La cascada, que brota de la Cueva del Agua, divide a Orbaneja del Castillo en dos y como te puedes imaginar, este pueblo es también precioso.
Eso sí, ten en cuenta que también es otro de los sitios más visitados de toda la provincia.

A estas alturas no te sorprenderá que te diga que hay muchas rutas de senderismo por la zona, pero viendo las paredes de los alrededores de Orbaneja, si tengo que elegir un solo sitio para hacer un trekking en el norte de Burgos, creo que sería este.

Todo el entorno es precioso y tiene un montón de sitios que merecen la pena visitar, pero me quedé con muchísimas ganas de haber ido a los Cañones del Ebro. Se nos hacía de noche y todavía nos quedaban un par de horas hasta nuestro próximo destino, además de ser una excursión que nos iba a llevar horas. Así que muy a mi pesar, lo tuvimos que dejar para la próxima ocasión que visitemos Burgos porque aunque nos pilla un poco lejos de Málaga, estoy segura de que volveremos a seguir conociendo esta impresionante provincia.


Qué ver en Burgos con niños: Día 4

Después de 3 días de ruta, nos llevamos una idea bastante clara de qué ver en Burgos con niños en toda la zona de las Merindades, aunque a nosotros nos faltó un día más en nuestra ruta.
Lo ideal hubiese sido dormir el tercer día en Orbaneja o cerca de allí y haber disfrutado el día completo en Orbaneja y alrededores. Como te decía, nos dejamos varias cosas para ver, como los Cañones del Ebro.

Si haces ruta de 4 días, algunos de los pueblitos que nos gustaron mucho para dormir en esta zona y explorarla fueron: Escalada, Valdelateja, San Felices del Rudrón.

Otro sitio que no visitamos, y que apunto para nuestra próxima visita es el Salto del Nervión, el salto de agua más alto de España con 222 metros que se sitúa entre Burgos y Álava.


¿Dónde dormir en Burgos con niños?

Casa rural en el norte de Burgos: el Mirador

Queríamos un alojamiento que estuviese céntrico en las Merindades así que elegimos El Mirador en Paralacuesta. Ya te he contado que el pueblito es pequeño pero encantador, y nos pillaba muy bien como base de operaciones en nuestra ruta.

La casa rural tiene dos habitaciones dobles, calefacción de pelet, parking justo en la puerta y Maria Jesús, la anfitriona es un amor.
Desde que la escribí días antes me estuvo ayudando con la ruta y los sitios que ver. Cuando llegamos nos recibió ella y nos explicó todo sobre la casa y otros lugares que ver en los alrededores.
La casa además estaba super limpia.

Booking.com

Dónde dormir en el norte de Burgos en autocaravana

Nos llamó la atención la cantidad de áreas de autocaravanas que vimos en un montón de pueblos y en sitios preciosos. Te dejo el enlace a Turismo Burgos donde tienes información sobre áreas de autocaravanas, campings etc.

Recorrer Burgos, y la zona de Merindades en autocaravana o camper es una opción fantástica para poder estar todavía más en contacto con la naturaleza.


Consejos para visitar e de Burgos con niños:

Otros recursos:

Una opción que nos encanta para descubrir los rincones que ver en Burgos con niños, son los mapas de Marco Topo. Nosotros los hemos usado en varios municipios por toda España y tienen un mapa específico sobre las Merindades en Burgos.
Si no los conoces, tienes que hacerlo, porque a los peques les encanta. África se pone super contenta cada vez que vamos a un sitio y le digo que tienen los mapas de Marco Topo.

Estar atento nuestra pagina de Castilla Leon que vamos subiendo más sobre cosas qué ver en Burgos con niños como el Desfiladero de la Yecla

Para no perderte nada síguenos en Redes Sociales

Y si quieres que te lleguen los planes, actividades y viajes más chulos y originales, suscríbete al blog (prometo que no seré muy pesada mandando emails jejeje)

Gracias y nos vemos en el próximo destino 😉

One Response

  1. Roberto dice:

    Enhorabuena, unos pueblos de Burgos preciosos. Que envidía.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.